Nano-protección

Paso 2: Protección del Cristal

Eco Protect Glasses

Una vez el cristal esté limpio, sin residuos de ningún tipo y con el poro abierto, será el momento de aplicar el nano-protector, que es un nano-compuesto hidrofóbico diseñado para reducir la adhesión y acumulación de polvo, cales, sales, grasas y sustancias ambientales, haciendo que las limpiezas de mantenimiento posteriores de los cristales sean fáciles y rápidas.

Método de Aplicación

Disponer Eco Protect Glasses en un pulverizador y aplicar en el cristal a proteger con un paño específico, no absorbente, que se suministra con el producto y repartirlo de forma lo más uniforme posible.

Dejar transcurrir entre 3 y 10 minutos para el curado inicial del producto.

Transcurrido ese tiempo, nos quedará un velo irregular que eliminaremos mediante un paño de microfibra limpio, con movimientos circulares y sin ejercer demasiada presión, hasta que notemos que la superficie se va suavizando y que el brillo del cristal es espectacular. A partir de ese momento el cristal es hidrófugo y ya se puede mojar.

logo eco protect glasses
Eco_protect_glasses_pulverizador
Eco_protect_glasses_aplicacion

Ventajas del Tratamiento

La razón por la que el agua y las sustancias se adhieren a las superficies del vidrio se debe a que las moléculas que componen estos elementos tienen polaridades similares, por lo que el extremo negativo de una molécula es atraído por el extremo positivo de la otra. Cuando aplicamos Eco Protect Glasses sobre una superficie de cristal, la transformamos en hidrofóbica. Así cuando una molécula de agua se aproxima a las zonas tratadas no es atraída, por lo que se forman gotas sobre la superficie que se pueden eliminar fácilmente, ya que no se anclan en el soporte. El mismo proceso se produce con otros materiales: polvo, cal, óxidos, sales, grasas, etc.

Eco_protect_glasses_hidrofobia

En caso de Sales y Sulfatos Insolubles

En el caso de que las incrustaciones sean una combinación de cal y sales o sulfatos insolubles, hemos desarrollado un tratamiento, en base ácida, que se aplica con posterioridad a la limpieza con Eco Clean Glasses, dejándolo actuar durante unos minutos y después procederemos a la eliminación del producto con abundante agua retirándola con una raqueta o haragán de limpieza de cristales.

Cuando ya no queden restos del producto y hemos dejado la superficie totalmente seca, procederemos a la aplicación de Eco Protect Glasses, siguiendo el tratamiento explicado anteriormente.